sábado, 2 de octubre de 2010

John C. Cutler el médico que llevó acabo los experimentos con sífilis y gonorrea en Guatemala

Las disculpas que el gobierno de Estados Unidos pidió este día viernes a los guatemaltecos por los experimentos realizados con sífilis y gonorrea hace 40 años recorrieron el mundo. Con este experimento cientos de guatemaltecos fueron infectados con enfermedades de transmisión sexual sin su consentimiento.

Los investigadores que realizaron aquel estudio involucraron poblaciones vulnerables, entre ellas enfermos mentales, y no les informaron la intención de su trabajo ni lo que iba a pasar con ellos. Los participantes fueron alentados además a contagiar enfermedades venéreas a otros y algunos de los que contrajeron sífilis luego no fueron tratados.

El mundo conoce de estos hechos gracias a la profesora Susan Reverby, quien se tropezó con documentos que comentaban los experimentos y realizó un informe sobre lo descubierto. El médico responsable de los estudios fue el Dr. John C. Cutler y duraron desde el año 1946 hasta el año 1948. Fueron financiados por NIH (National Institute of Elath) y la Oficina Sanitaria Panamericana hoy Organización Panamericana de la Salud.

Conozcamos un poco más sobre el médico responsable de ésta investigación, su nombre completo es John Charles Cutler nació en Cleveland en el año 1915, se graduó del Western Reserve University Medical School en 1941. Se unió a los servicios de salud pública en 1942 y falleció el 8 de febrero del 2003.

Fue parte del grupo de médicos que desarrollaron VDRL, la prueba de laboratorio aceptada para el diagnóstico de la sífilis. Su esposa Eliese S. Cutler, narra como los primeros trabajos de Cutler se enfocaban en el campo de las enfermedades venéreas. 

"Hemos viajado por todo el mundo juntos cuando él estaba haciendo trabajos de investigación en la sífilis y la gonorrea," Eleise explica. "Trabajaba en una prisión federal en Terre Haute, Indiana, en Nueva York y también en Guatemala, yo estaba con él en cada paso. 

La investigación del Dr. Cutler también los llevó a los dos a la India, mientras trabajaba para la Organización Mundial de la Salud, organizó un laboratorio de las enfermedades venéreas en el Sudeste de Asia.

El Dr. Cutler además es el responsable del "Experimento Tuskegee" (también conocido como "Estudio Tuskegee sobre sífilis no tratada en varones negros) llevado a cabo entre 1932 y 1972 en Tuskegee, Alabama por los servicios públicos de salud americanos.


Los doctores reclutaron a 399 hombres negros, supuestamente infectados con sífilis, para estudiar el progreso de la enfermedad durante los 40 años siguientes. Un grupo control de 201 hombres sanos fue también estudiado para establecer comparaciones. De manera similar que en Guatemala los sujetos utilizados en este experimento no dieron su consentimiento formal, no fueron informados de su diagnóstico, y fueron engañados al decirles que tenían "mala sangre" y que podrían recibir tratamiento médico gratuito, transporte gratuito a la clínica, comidas y un seguro de sepelio en caso de fallecimiento si participaban en el estudio.

En 1947 la penicilina se había convertido en el tratamiento de elección para la sífilis. Antes de este descubrimiento, la sífilis frecuentemente conducía a una enfermedad crónica, dolorosa y con fallo multiorgánico. En vez de tratar a los sujetos del estudio con penicilina y concluirlo, o establecer un grupo control para estudiar el fármaco, los científicos del experimento tuskegee ocultaron la información sobre la penicilina para continuar estudiando cómo la enfermedad se diseminaba y acababa provocando la muerte. También se advirtió a los sujetos para que evitaran el tratamiento con penicilina, que ya estaba siendo utilizada con otros enfermos del lugar. El estudio continuó hasta 1972 cuando una filtración a la prensa causó su fin. Para entonces, de los 399 participantes habían muerto 28 de sífilis y otros 100 de complicaciones médicas relacionadas. Además, 40 mujeres de los sujetos resultaron infectadas y 19 niños contrajeron la enfermedad al nacer.

En Guatemala los experimentos consistieron en inocular sífilis o gonorrea a prostitutas, a las que permitieron luego que tuvieran relaciones sexuales sin protección con soldados o prisioneros. En una segunda fase, "cuando algunos de estos hombres se contagiaron, el enfoque de la investigación cambió y se pasó a inocular directamente a soldados, prisioneros en una cárcel nacional, pacientes de hospitales psiquiátricos y el orfanato nacional ", según los documentos del estudio.

En el asilo y los cuarteles del ejército, Cutler y su equipo también infectaron a pacientes con la bacteria de la sífilis infecciosa tomada de los seres humanos y animales, mezclados con caldo de carne de corazón, agua destilada o fluido espinal. Un método de infección consistía en raspar la piel del órgano reproductor de los pacientes y gotear la solución en la carne lastimada por una hora o dos. Según el informe de Susan Reverby los niños en el orfanato no fueron infectados con sífilis, pero Cutler los utilizó para las pruebas de sangre.

Reverby dice que no encontró ningún indicio de que los pacientes fueron informados acerca de lo que les estaba pasando. En lugar Cutler obtuvo el consentimiento de las instituciones, a menudo a cambio de suministros. Los pacientes fueron tratados con penicilina después de que se confirmaba la infección.

"Aunque estos hechos ocurrieron hace más de 64 años, estamos indignados de que esta condenable investigación pueda haber ocurrido bajo el pretexto de un estudio para la salud pública", dijo Hillary Clinton, que anunció el lanzamiento de una exhaustiva investigación sobre el estudio.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | coupon codes