lunes, 5 de marzo de 2012

Tierna historia, perro carga tanque de oxígeno de niña de 2 años


Todo el mundo sabe que el perro es el mejor amigo del hombre. Para Alida Knobloch, su perro llamado "señor Gibbs" es algo más que un amigo, él es un verdadero salvavidas.

Alida sufre de una rara enfermedad llamada "hiperplasia neuroendocrina de la infancia", un trastorno que se produce en los niños. Quienes sufren de este desorden, sufren de problemas para respirar correctamente lo que los obliga a utilizar tanques de oxígeno constantemente.

Debido a esto, Alida solo descansa del tanque de oxígeno para tareas pequeñas como bañarse. Lo que significa que cualquier excursión al parque o un viaje a la zona de juegos requiere que la niña cargue un tanque de oxígeno, ya sea en una pequeña mochila o atado a un pequeño carro construido por su padre.

El padre de Alida, Aaron Knobloch, quería hacer algo para ayudar a su hija para que pueda moverse con mayor libertad sin tener que cargar ese gran peso todo el tiempo.

"Estamos tratando de ofrecer una cierta independencia para ella", dijo Aaron Knobloch, "Y entonces, después de ver un programa en la televisión, pensamos, '¿Qué pasaría con un animal de servicio?"

La madre de Alida Debbie, comenzó a buscar un perro de compañía que pueda llevar el tanque de oxígeno y la siga en sus actividades cotidianas.

No fue tarea fácil. La mayoría de los grupos de animales de servicio trabajan sobre "la base de necesidad", es decir Alida debía ingresar en una lista de espera retrasada desde hace años, además su padre se sentía incómodo ocupando un perro completamente capacitado que podría ayudar a personas con problemas más graves.

Así que la familia optó por un entrenador privado, encontrando a Kinsley Ashleigh, el cual les facilitó al señor Gibbs, un perro de un año de edad que ha sido entrenado desde cachorro.

Cuando el señor Gibbs se coloca en el chaleco rojo de un animal de servicio, que cuenta con bolsillos a ambos lados para llevar 2 tanques de oxígeno pequeños, sigue Alida a todo lado, proporcionando una línea de vida entre ella y el suministro de aire que necesita para respirar adecuadamente.

Por supuesto, incluso a un perro juguetón le cuesta mantenerse al día con un niño activo de 2 años de edad, pero los Knoblochs dicen que hasta ahora todo va bien. 

Gibbs está capacitado para seguirla en cualquier situación, subiendo a los juegos infantiles y bajando con ella.

Seguir las instrucciones de una niña de 2 años de edad es algo muy difícil pero el Sr. Gibbs se está adaptando muy bien.


Y las cosas están mejorando para Alida.  aunque siempre sufrirá de la enfermedad, sus pulmones se están desarrollando normalmente, por lo que finalmente tendrá el tejido pulmonar más sano que enfermo y podría dejar de depender de los tanques de oxígeno de vez en cuando. 

"Estamos tratando de hacer la vida más fácil para ella", dijo Knobloch. "Ella está ahora empezando a darse cuenta que es diferente, pero como el vínculo entre ella y Gibbs se hace más fuerte cada día, pensamos que las cosas van a mejorar."

Alida esta muy  feliz de tener al señor Gibbs corriendo alegremente como acompañante de sus aventuras infantiles.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | coupon codes