jueves, 27 de marzo de 2014

El "Upsee" el arnés para sentir la experiencia de caminar





La israelita Debby Elnatan es la madre de Rotem un niño que sufre parálisis cerebral razón por la cual posee una movilidad limitada. Cansada de ver cómo la incapacidad de su pequeño hijo lo limitaba al máximo en todas las actividades propias de su edad, Debby decidió concebir y fabricar ella misma un dispositivo que facilitara la movilidad del menor y le hiciera la vida más agradable.

Es así como surgió el "Upsee", un artefacto que de muchas maneras ha cambiado la vida de Rotem, la de su familia y, a partir de abril, la de muchas otras en el planeta.



El dispositivo está conformado por un arnés que se ajusta al torso y a las piernas de un menor de entre tres y ocho años, unas cintas que lo atan a la cintura y a las piernas del padre o de la madre, y unas sandalias especiales, “gemelas”, una al lado de la otra, que facilitarán el andar del niño con la conducción del adulto.

De esta manera, acompañado siempre por uno de sus progenitores, Rotem ya puede andar y experimentar nuevas sensaciones, felizmente con los brazos y las manos libres, listas a palpar una flor, el tronco de un árbol, a sostener una pelota o a abrazar a un amigo.


El hecho de que niños como Roten padezcan de parálisis cerebral no será un impedimento para que interactúen de mejor forma con su entorno. Esta fue y ha sido la convicción de Debby Elnatan. Por ahora nuevos niños con incapacidad motora se ven beneficiados por éste dispositivo.

El próximo 7 de abril saldrá a la venta el innovador Firefly Upsee, concebido por Elnatan y fabricado por la marca Leckey, con sede en Lisburn, en el este de Irlanda. Llega el momento más importante para el equipo de ingenieros, terapeutas, expertos textiles y diseñadores que han trabajado en este proyecto desde 2012. “Estoy encantada de verlo llegar a buen término", aseguró la madre/inventora de Israel en un comunicado de prensa.


Ya en su fase de prueba, el dispositivo fue puesto a la disposición de varias familias con niños discapacitados en Canadá, Reino Unido y Estados Unidos.

Para Maura McCrystal, una de las madres que ya han probado el "Upsee", fue emocionante ver a su hijo Jack, de cinco años, jugar por primera vez al fútbol en el jardín de la casa, con su padre, sus hermanos e incluso con su perro, para Stacy Warden, desde Colorado, al lado opuesto del Atlántico, fue impactante cuando Luke, su otro hijo de tres años abrazó a Noah, quien por primera vez en su vida podía permanecer de pie, a la sombra de su padre, gracias al Firefly Upsee. "Por primera vez podemos hacer tantas cosas como una familia normal", aseguró.





FUENTE

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | coupon codes